“Día Mundial del Agua, gobernanza hídrica para la paz”

El 22 de marzo se celebra el día mundial del agua y el lema de la ONU para este día es “Agua para
la paz”, lo que conlleva un tremendo desafío ya que hay personas y sectores de nuestro país que
se están viendo afectadas por la escasez hídrica.
Como Dirección General de Aguas del MOP iniciamos el mes convocando al primer concurso del
Fondo para la Investigación, Innovación y Educación en Recursos Hídricos para financiar iniciativas
relacionadas con nuevas fuentes de aprovechamiento de aguas de agua y reutilización. Concurso
que nació al alero de la reforma al Código de Aguas del 2022.

Luego, continuamos con el lanzamiento oficial de la campaña “Sigue la corriente del agua y
utilízala en regla”, para incentivar a las personas a realizar los trámites asociados a los derechos de
aguas y para ello, tendremos un despliegue territorial para atender a cada usuaria y usuario de
agua y para guiarlos en la inscripción, registro, regularización y/o perfeccionamiento del uso de las
aguas.

Recibimos recomendaciones de la OCDE en materia de políticas y asignación de recursos hídricos,
que vemos como una oportunidad para superar las brechas aún existentes, donde la
institucionalidad de las aguas, es considerado un eje prioritario.
Finalizaremos el mes con la instalación de tres Mesas Estratégicas de Recursos Hídricos con el
objeto de avanzar con una visión de gobernanza desde la cuenca, conformadas por actores de la
unidad hidrológica y que tendrán la función de priorizar las medidas en concordancia con los
Planes Estratégicos de Recursos Hídricos.

En abril culminarán los procesos de participación en el marco del Plan de Adaptación de Recursos
al Cambio Climático en Recursos Hídricos, a fin de generar medidas que mejoren la capacidad de
resiliencia de cada macrozona del país ante los efectos adversos del cambio climático.
Sabemos que producto del cambio climático la sequía está presente de mayor o menor forma en
el país, hoy son 52 las comunas que están bajo esta medida y porque precisamente el agua es un
bien escaso, hemos intensificado la fiscalización de infracciones al Código de Aguas. Si bien
cerramos el 2023 con un 40% más de fiscalizaciones resueltas por infracciones al Código de Aguas
y con multas que superan los 8.700 millones de pesos, nuestro fin no es recaudatorio, sino que
persuadir y velar por el uso correcto de las aguas.

Actualmente, se está debatiendo en el parlamento un proyecto de ley para aumentar nuestra
capacidad fiscalizadora y simplificar procesos sancionatorios. Nuestros desafíos son diversos y
amplios, pero es fundamental contar con más y mejor calidad de información sobre las aguas para
avanzar hacia la seguridad hídrica y a una mejor gestión para promover la paz entre todos los usos
de las aguas.